Luna es una hembra de schnauzer miniatura con una juventud difícil, una fractura en una pata con tan solo tres meses de vida y una incorrecta educación por un mal asesoramiento, la hicieron ser una perrita con diversos problemas de comportamiento. Por suerte y con mucho  trabajo Luna ha conseguido superar esos problemas  y ahora es una perrita feliz junto su guía y compañero Jose A. Grueso, voluntario y Educador Canino de LealCan.

Coco

“No hay mejor psiquiatra en la tierra
que un cachorro lamiéndote la cara”

Ben Williams