Os hablamos hoy de Golfo, que lejos de hacer honor a su nombre, es más bueno que el pan. Lo saben bien nuestras voluntarias Almudena y Susana, quienes trabajan con él en la protectora cada semana, mientras encuentra un nuevo hogar. Le encantan los juegos de olfato, es cariñoso y despierto, siempre dispuesto y atento con todo lo que se le propone, le encantan las personas y es sociable con perros. Cuando sea adoptado, su nueva familia contará con nuestro asesoramiento para que tenga una buena acogida en casa. ¡Está deseando conocerte!

Golfo sentado mirando a la izquierda de la cámara
Golfo mirando a la cámara
Educadora canina tocando con la mano izquierda la pata derecha de su perro Golfo, ambos se miran mutuamente
Educadora canina tocando con las dos manos el cuerpo de su perro Golfo que está tumbado de lado en la hierba
Golfo mirando a la cámara
Educadora canina de cuclillas observando como come su perro Golfo de su plato
Educadora canina ofreciéndole con la mano derecha comida a su perro Golfo que está mirando esa comida
Educadora canina dando de comer con la mano derecha a su perro Golfo
Educadora canina dando de comer con la mano derecha a su perro Golfo
Educadora canina de cuclillas masajeando el cuerpo de su perro Golfo que está tumbado de lado en la hierba y mirando a la cámara

En las imágenes, Golfo, Susana y Almudena.

Ir arriba