Las etiquetas, en general, estigmatizan a un colectivo, en este caso a una raza.
Y los “considerados PPP” pueden ser amigos incondicionales, como se muestra en la película “Truman”.
Os invitamos a conocer a uno de los actores de esta peli, un verdadero ángel guardián de un niño con autismo, un enorme bullmastiff, enorme por tamaño, por nobleza, por entrega incondicional…
http://m.20minutos.es/noticia/2658068/0/perros-terapia/personas-autismo/truman-premios-goya/

258131-944-629
En la imagen Nano, un ejemplar de Bullmastiff y Jaime, un niño afectado por TEA

Scroll al inicio